× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases de Desgracia

Frases de Desgracia. Encuentra docenas de Frases de Desgracia con fotos para copiar y compartir.

0

  • Hablando de nuestras desgracias las aliviamos.


  • La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir.

  • La virtud resplandece en las desgracias.

  • Cuando la desgracia se asoma a la ventana, los amigos no se acercan a mirar.

  • Toda desgracia es una lección.

  • A veces, mejor que combatir o querer salir de una desgracia, es probar de ser feliz dentro de ella, aceptándola.

  • La desgracia es a veces ocasión de virtud.

  • Desgracia imprevista nos hiere más fuertemente.

  • Hasta la muerte huye de los desgraciados.

  • El rey está rodeado de gentes que no piensan sino en divertirlo y en impedir que piense en sí mismo. Porque, por muy rey que sea, es desgraciado si piensa en ello.

  • Las desgracias, al igual que la fortuna, sólo llegan cuando las hemos buscado con nuestros actos.

  • Las pequeñas mentes están domesticadas y subyugadas por la desgracia, en cambio las grandes se sobreponen a ella.

  • La mayor desgracia es merecer la desgracia.

  • Hasta la desgracia se cansa.

  • Ligera es la desgracia que puede sufrirse, y la que no, breve.

  • Los desgraciados casi nos fuerzan a ser duros e insensibles.

  • Quien ha nacido en nuestros días y retorna a los modos de la antigüedad es un estúpido y labra su propia desgracia.

  • Consuelo es en las grandes desgracias el que no pueda sobrevenir otra mayor.

  • Afortunado en el juego, desgraciado en amores.

  • Halla en la desgracia consuelo el que lo prodigó en la prosperidad.

  • Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado. Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.

  • No hay desgracia a que falte remedio.

  • No sirven de nada las desgracias a aquel que no aprenda en ellas.

  • La desgracia no llega al hombre valeroso.

  • La desgracia es capaz de abrir los ojos hasta a los ciegos. Es una maestra que sabe mucho, y una amiga que no engaña, como la felicidad.

  • Ciertos hombres tienen el talento de ver mucho en todo. Pero les cabe la desgracia de ver todo lo que no hay, y nada de lo que hay.

  • Para mayores desgracias guarda la fortuna a quien favorece.

  • Mal consuelo es tener compañeros de desgracia.

  • El tiempo hace llevaderas las desgracias.

  • Las desgracias que podemos soportar vienen del exterior; son accidentes. Pero sufrir por nuestras propias faltas. . . Es ahí donde reside el tormento de la vida.

  • Quien ríe último, de la desgracia ajena, ríe mejor.

  • La desgracia abre el alma a una luz que la prosperidad no ve.