× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases de Liberalismo

Frases de Liberalismo. Encuentra docenas de Frases de Liberalismo con fotos para copiar y compartir.

0

  • El liberalismo no es ni de derechas ni de izquierdas sino todo lo contrario.


  • Educar es formar personas aptas para gobernarse a sí mismas, y no para ser gobernadas por otros.

  • Dudo si alguna vez ha servido de algo, excepto a los gobernantes y allegados. La historia contradice la creencia de que los gobiernos nos han dado un dinero más seguro del que habríamos tenido sin su derecho exclusivo de emitirla.

  • Los socialistas tomaron de los conservadores la devoción hacia la

  • coerción y los medios estatistas para tratar de lograr sus objetivos liberales. La armonía industrial y el crecimiento se alcanzarían sobredimensionando el Estado hasta convertirlo en una institución todopoderosa, reguladora de la economía y de la sociedad en nombre de la "ciencia".

  • El Estado socialista, no contento con el logro liberal de la razón y la libertad para la investigación científica, pondría el gobierno de los científicos por sobre todos los demás; no conforme con la medida liberal de dejar a los trabajadores en libertad de alcanzar una prosperidad jamás pensada, instalaría el gobierno de los trabajadores por encima de todos los demás ?o, mejor dicho, el gobierno de políticos, burócratas y tecnócratas en su nombre?

  • No conforme con el credo liberal de igualdad de derechos, de igualdad ante la ley, el Estado socialista pisotearía esa igualdad en nombre de monstruosos y quiméricos objetivos de igualdad o uniformidad de resultados ?o más bien, erigiría una nueva elite privilegiada, una nueva clase, con el objetivo de hacer realidad esa igualdad imposible.

  • Creo muy profundamente en el hombre, y en la dignidad del individuo humano. Soy partidario de la libertad individual frente al Gobierno. Así como también soy partidario de la autodisciplina personal del hombre. Por esto apoyo el liberalismo.

  • Hay dos maneras para disciplinar al hombre: con el Gobierno o mediante su propia conciencia. En la historia de la humanidad, cuando el estatismo delirante ha primado frente al liberalismo, hemos podido ver el horror de los regímenes totalitarios estatistas.

  • ¿Llevas más de 10 años trabajando en una empresa y quieres seguir cobrando sin hacer nada aprovechándote del resto de trabajadores y empresarios? Tu ideología es el #socialismo. Pide al Estado más protección laboral.

  • Un gobierno suficientemente grande como para darte todo lo que quieras, es lo suficientemente fuerte como para sacarte todo lo que tienes.

  • ¿Te parece inmoral que alguien se haga rico vendiendo productos legales, pero consideras moral y necesario que roben con impuestos a un trabajador por su labor para dárselo a los lobbies? Tu ideología es el #socialismo.

  • ¿Eres de esas personas a las que le gusta que los políticos te lo ofrezcan todo, prometan cosas irrealizables, manipulen estadísticas, incumplan su programa a la vez que te suben impuestos, limiten tu libertad y la del resto, decidan sobre tu vida y la de tu familia, tu estilo de vida y usen los recursos que te han usurpado para hacer crecer el Estado y lobbies? Sin duda tu eres #socialista y eres partidario del modelo europeo de Estado Omnipotente.

  • En un Estado totalitario la situación es, permanentemente y en todos los campos, la misma que en los demás países domina algunos ámbitos en tiempos de guerra. Se ocultará a la gente todo lo que pueda provocar dudas acerca de la competencia del Gobierno o crear descontento. Las bases de comparación desfavorable con las condiciones de otro lugar; el conocimiento de las posibles alternativas frente a la dirección efectivamente tomada; la información que pueda sugerir el fracaso del Gobierno en el cumplimiento de sus promesas o en aprovechar las oportunidades de mejorar la situación, todo se suprimirá. Por consecuencia, no habrá campo donde no se practique una intervención sistemática de la opinión y no se fuerce a una uniformidad de criterios.

  • Creo, sinceramente, como tú, que los sistemas bancarios son más peligrosos que los ejércitos.

  • A los progresistas les gusta decir cosas como, ?Nosotros sólo pedimos que cada uno pague su cuota justa?. Pero el gobierno no tiene nada que ver con pedir. Tiene que ver con ordenar. La diferencia es fundamental. Es la diferencia entre hacer el amor y ser violado, entre trabajar para vivir y ser un esclavo. La agencia tributaria no pide a nadie que haga nada. Ésta confisca tu patrimonio y te pone detrás de las barras si no pagas.

  • Mi casa es tu casa, eso sí, hasta que quieras convertirla en tu casa.

  • Es el hecho de que cada persona sea única (el hecho de que ningún par de personas sean completamente intercambiables) lo que hace a todos y cada uno de los hombres irremplazables y nos hace preocuparnos de si está vivo o muerto, de si está feliz u oprimido.

  • El precio del individualismo es la eterna batalla en contra del colectivo.

  • La mayoria de las personas renuncian a su individualidad y se unen al colectivo por miedo, el miedo a enfrentarse a la vida.

  • El bien individual siempre vencera al malvado bien comun.

  • El individuo acarrea un gran peso en la espalda: la necesidad de hacer valer su existencia.

  • Lo peor del colectivo no es que mienta al individuo sobres sus supuestas "virtudes", sino el hecho de que estas "virtudes" son tan creibles para engañar al Individuo.

  • El humano es un indiviiduo que vive en una sociedad voluntariamente. El humano no es un animal colectivo.

  • Lo unico que se le debe prohibir a otro individuo es el dañar a otro individuo.

  • ¿Cuál es el mejor sistema para que el individuo se desarrolle? ¿Para que siga su razón y lógica? ¿Para que siga su egoismo? El Libre Mercado.

  • Obligar a un hombre a proporcionar contribuciones de dinero para la propagación de opiniones que no cree y aborrece, es pecaminoso y tiránico.

  • Quien desee tener la última palabra sólo tiene que sobrevivir a sus oponentes.

  • La corrupción es un mal inherente a todo gobierno que no está controlado por la opinión pública.

  • El racismo es la forma más baja y groseramente primitiva de colectivismo. Es la idea de atribuir significado moral, social y político al linaje genético de una persona, la noción de que los rasgos intelectuales y de carácter de un hombre son producidos y transmitidos por la química interna de su cuerpo.

  • Este es el mayor peligro que hoy amenaza a la civilización: la estatificación de la vida, el intervencionismo del Estado, la absorción de toda espontaneidad social por el Estado; es decir, la anulación de la espontaneidad histórica, que en definitiva sostiene, nutre y empuja los destinos humanos.

  • El liberalismo es el respeto irrestricto por los proyectos de vida de otros. Esto implica que el uso de la fuerza va a ser solo con carácter defensivo y nunca ofensivo, y la prueba o el test no es la tolerancia con las personas que comparten nuestro proyecto de vida, sino con las personas que disienten con nuestro proyecto de vida.

  • El liberalismo es a la anarquía lo que el socialismo es al comunismo.

  • El hombre libre no se pregunta ni qué puede hacer su país por él, ni qué puede hacer él por su país.

  • ¿Cómo se dice Latrocinio y Robo a Gran Escala en Argentina? Anda, como aquí: Nacionalización.

  • Si el hombre no es capaz de gobernarse a si mismo, ¿cómo puede gobernar a los demás? Y, si sabe gobernarse, ¿para qué necesita que le gobiernen?

  • El opio del pueblo es la expansión crediticia.

  • Un liberal es un hombre de mente tan abierta que pelea con los de su bando.

  • Que te vaya bien es el resultado de hacerlo bien. De esto trata el capitalismo.

  • El Estado se queda el 50% de tus rentas laborales. El 21% de tus inversiones. Más del 50% de tu gasolina, el 80% de tu tabaco y más del 50% del alcohol que consumes. Aún así, el Estado es insolvente, tiene un déficit astronómico y emite deuda casi a 6% que solo los bancos nacionales adquieren para comprar favores políticos. El Estado no sale a cuenta.

  • Creo que el factor más importante para salir de la recesión en realidad es sólo la capacidad de regeneración del capitalismo estadounidense.

  • Espero que nuestra sabiduría crecerá con nuestro poder y nos enseñe que cuanto menos utilizamos nuestro poder el mayor será.

  • Si tienes diez mil regulaciones que obedecer, pierdes todo respeto por la ley.

  • Lo más parecido a un político español de izquierdas es un político español de derechas.

  • Gobierno no resuelve los problemas, sino que los subvenciona.

  • El gobierno existe para protegernos los unos de los otros. Donde el gobierno ha ido más allá de sus límites es en la decisión de protegernos de nosotros mismos.

  • El primer deber del Gobierno es proteger a la gente, no dirigir sus vidas.

  • El hombre que produce mientras otros disponen de su producto, es un esclavo.

  • Un sistema capitalista supone una moneda sólida, no dinero fiat manipulado por un banco central. El capitalismo valora contratos voluntarios y tasas de interés que están determinadas por el ahorro, no mediante creación de crédito por un banco central.

  • Todo inicio de la fuerza es una violación de los derechos de otra persona. Ya sea iniciada por un individuo o por el Estado, ya sea para el beneficio de un individuo o grupo de individuos, aunque ese beneficio sea para otro individuo o grupo de individuos.

  • Créeme, el siguiente paso es una crisis monetaria, ya que habrá un rechazo del dólar, el rechazo del dólar es un evento muy, muy grande, y luego tus libertades personales van a ser seriamente amenazadas.

  • Estoy absolutamente en contra de una tarjeta de identificación nacional (DNI). Esta es una contradicción total acerca de lo que una sociedad libre se trata. El propósito del gobierno es proteger el secreto y la privacidad de todos los individuos, no el secreto de los gobiernos. No necesitamos una tarjeta de identificación nacional.

  • Si te gusta un gobierno pequeño es necesario trabajar duro para tener una fuerte defensa nacional que no es tan militante. La libertad personal es el propósito del gobierno, para proteger la libertad - no presentarse a su vida personal, no para dirigir la economía, y no pretender que podemos decirle al mundo cómo se debe vivir.

  • El Gobierno, incluso en su mejor estado, es un mal necesario; y en su peor estado, es un mal intolerable.

  • La guerra supone, en su progreso, una serie de circunstancias no previstas que ningún humano puede calcular su final; pero tiene una cosa segura, y es la de aumentar los impuestos.

  • Sin duda, la maquinaria ha aumentado considerablemente el número de bienes ociosos.

  • Ten en cuenta, además, que no es más inmoral robar directamente a los ciudadanos que imponer impuestos indirectos en el precio de los bienes de los que no pueden prescindir.

  • Todo hombre tiene propiedad de si mismo. Nadie más tiene este derecho, solo él mismo.

  • El propósito más fundamental del gobierno es la defensa, no el imperio.

  • Un gobierno que roba a Pedro para pagarle a Pablo siempre puede contar con el apoyo de Pablo.

  • La monopolización del dinero y la banca es el pilar fundamental sobre el que descansa el Estado moderno. De hecho, es probable que sea convertido en el instrumento más preciado para aumentar los ingresos del Estado. En ningún otro lugar puede el Estado hacer la conexión entre la redistribución de gastos y la explotación de retorno de forma más directa, rápida y segura que al monopolizar el dinero y la banca. Y en ningún otro lugar hay planes estatales menos claros que aquí.

  • El liberalismo no conoce ni el sometimiento, ni la anexión; ya que el liberalismo es indiferente al propio Estado, el problema del tamaño del Estado es también indiferente. El liberalismo no obliga a nadie a permanecer en contra de su voluntad dentro de la estructura estatal. El que quiera emigrar o vivir en una legislación específica no debe ser obligado. Cuando una porción de la población quiere dejar de pertenecer a una unidad, el liberalismo no le impedirá consumar tal fin. Colonias, ciudades o distritos que quieran ser independientes son libres de hacerlo. Una nación es una entidad orgánica y, como tal, no puede ser aumentada ni reducida por cambios en la formación de sus estados; el mundo en su conjunto no se ve afectado por esta nueva disposición.

  • Todo el mundo quiere vivir a expensas del Estado. Se olvidan de que el Estado quiere vivir a expensas de todo el mundo.

  • A menudo, las masas son saqueados y no lo saben.

  • La gente ya está empezando a darse cuenta de que el Estado es demasiado costoso. Lo que aún no terminan de comprender es que el peso de ese coste recae sobre ellos.

  • Si la propiedad naciera con la ley, el estado "no roba", porque mediante su ley generaría la propiedad. Así es impune y tiene todo el poder.

  • Ni español ni extranjero, ni blanco ni negro, ni mujer ni varón. Soy yo sin etiquetas, que es lo contrario del ego. Toda mi vida he luchado por destrozar el ego para que emerja el yo profundo. Ulises dijo al cíclope: ?Yo soy nadie. Un hombre sin etiquetas?. Yo también lo soy. Hace años leí en El manantial, de Ayn Rand, una frase que me impresionó: Para decir yo te amo, primero hay que aprender a decir yo.

  • Empezaré haciendo algo muy impopular, algo que no encaja en las modas intelectuales de hoy en día, y que, por lo tanto, es "anti consenso": Empezaré por definir los términos que emplee, para que así sepa usted de qué estoy hablando...."

  • "Si usted quiere propagar una idea ultrajantemente malvada (basada en doctrinas tradicionalmente aceptadas), su conclusión debe ser desvergonzadamente clara, pero su prueba ininteligible. Su prueba debe ser una madeja tan liada que paralizará la facultad crítica del lector -una madeja de evasiones, equivocaciones, ofuscaciones, circunloquios, non sequiturs, frases inacabables que no llevan a ninguna parte, asuntos colaterales irrelevantes, pruebas meticulosamente largas de lo obvio, y grandes pedazos de lo arbitrario arrojados como verdades evidentes por sí mismas, todo ello descansando sobre un cero: La ausencia de definiciones.

  • Un sistema económico que, en cuestión de 200 años, ha asegurado que la vida promedio de la familia trabajadora que los reyes del pasado habrían calificado como de lujo es ciertamente prodigiosa. Bueno, eso es precisamente lo que el sistema de libre mercado ha hecho.

  • La competitividad se ha convertido en una obsesión constante de los dirigentes políticos, la prensa popular, las corporaciones y las instituciones nacionales e internacionales. Incluso los simples ciudadanos se preocupan por la "competitividad" de una nación cuando observan, perplejos, cómo el outsourcing o la fabricación en otros lugares se lleva puestos de trabajo de su país de origen.

  • Todo aquel que utiliza la palabra "neoliberal" se está auto-delatando como "paleomarxista".