× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

frases de sueños

frases de sueños

frases de sueños. Encuentra docenas de frases de sueños con fotos para copiar y compartir.

0

  • Pobre no es el hombre cuyos sueños no se han realizado, sino aquel que no sueña.


  • Los sueños de un hombre son índice de su grandeza.

  • Si no puedes vivir una vida bella, debes soñarla.

  • Nunca seremos recolectores de esbeltas espigas o de flores si en los surcos nuestros diarios empeños carecen de la fuerza que les dan los sueños.

  • Qué profundo es mi sueño! ¡Qué profundo y qué claro, qué transparente es, ahora, el universo! Si pensando en ti, siempre, si, soñado contigo, me desvelo, y te miro por dentro, con mis ojos, si te miro por dentro...

  • Cuánto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la leyenda personal en la verdadera razón de vivir.

  • Nadie está a salvo de las derrotas. Pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando.

  • Los sueños del gato están poblados de sonrisas.

  • Realmente, hay que tomarse muy en serio los sueños.

  • Nuestra vida es como un sueño. Pero en las mejores horas nos despertamos lo suficiente como para darnos cuenta de que estamos soñando. La mayor parte del tiempo, sin embargo, estamos profundamente dormidos.

  • En los sueños comienza la responsabilidad.

  • Quienes piden lógica a la vida se olvidan de que es un sueño. Los sueños no tienen lógica. Esperemos a despertar.

  • Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

  • Crecemos en grandeza a traves de sueños. Todos los grandes hombres son soñadores. Ven cosas en la suave neblina de un dia de primavera o en el rojo fuego de una larga tarde de invierno. Algunos de nosotros dejamos que estos grandes sueños mueran, pero otros los alimentan y protejen; los cuidan a traves de malos dias hasta que los traen al calor del sol y la luz que siempre viene a aquellos quienes sinceramente esperan que sus sueños se haran realidad.

  • ¿acaso el sueño no es el testimonio del ser perdido, de un ser que se pierde, de un ser que huye de nuestro ser, incluso si podemos repetirlo, volver a encontrarlo en su extraña transformación?.

  • Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.

  • Solamente en los sueños somos libres. El resto del tiempo necesitamos el sueldo.

  • Sólo los sueños y los recuerdos son verdaderos, ante la falsedad engañosa de lo que llamamos el presente y la realidad.

  • El segundo síntoma de la muerte de nuestros sueños son nuestras certezas.

  • Los sueños pueden ser realidades. Son lo que nos guía por la vida hacia una gran felicidad.

  • El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo.

  • Los sueños se van con la noche. Y tan solo queda una bruma lejana e inatrapable.

  • No podemos permitirnos ser ingenuos al tratar los sueños. Se originan en un espíritu que no es totalmente humano sino más bien una bocanada de naturaleza.

  • Donde uno piensa, otro sueña.

  • Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.

  • El amor es gracia humanizada y es tan irreal como los mismos sueños.

  • Nadie pone sus sueños en manos de aquellos que pueden destruirlos.

  • Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero.

  • El tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes y sin exigirnos más de lo que queremos dar. Pero, en verdad, en lo íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que ocurrió fué que renunciamos a luchar por nuestros sueños.

  • Y así brota en el alma la rebelión de un sueño que es como un perro arisco que le gruñe a su dueño

  • También los sueños se sobreviven.

  • Yo también pienso en mí cuando te sueño y robo al tiempo todas mis edades para poblar mis íntimas moradas y acompañarte siempre, siempre, siempre.

  • Te miro y planeo una vida contigo cargada de sueños. Y si no se cumplen cuando despertemos, con la luz del día ya veremos lo que hacemos.

  • No importa que los sueños sean mentira, ya que al cabo es verdad que es venturoso el que soñando muere, infeliz el que vive sin soñar.

  • Siempre habrá sueños mas grandes o mas humildes que los tuyos, pero nunca habrá un sueño exactamente como el tuyo. ¡porque eres único y más maravilloso de lo que tu sabes!.

  • Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas.

  • Quiero ser esas manos invisibles que manejan por si la creación, y formar con tus sueños y los míos otro mundo mejor para los dos.

  • Un sueño es una escritura y muchas escrituras no son más que sueños.

  • La libertad existe tan sólo en la tierra de los sueños.

  • ¿Dónde esta la cumbre que yo pueda aun escalar con mi anhelo?.

  • Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado.

  • Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.

  • Desprenderse de una realidad no es nada: lo heroico es desprenderse de un sueño.

  • Despierta. De este sueño Veré el violeta de los iris.

  • Somos los creadores de mùsica y los soñadores de sueños.

  • Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día.

  • Sueños son renovables. No importa cual es nuestra edad o condición, siempre hay inexploradas posibilidades dentro nuestro y nueva belleza esperando nacer.

  • Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr.

  • ¿Cómo ha ido todo? ¿Me has echado de menos? ¿Sabes,? anoche apareciste en mis sueños, llevabas menos ropa.

  • La vida es mucho más pequeña que los sueños.

  • Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto.

  • Y ven el cielo y les vuelve a dar sueño y vuelven a bajar dormidos, y vuelven a tocar el fondo del mar y se despiertan y vuelen a subir. Así son nuestros sueños, como delfines.

  • Todos los hombre y mujeres nacen, viven, sufren y mueren; lo que nos distingue unos de otros son nuestros sueños, ya sean sueños sobre cosas espirituales o mundanas, y lo que hacemos para que estos se realizen. No elegimos nacer. No elegimos nuestros padres. No elegimos nuestra epoca, el pais de nuestro nacimiento, o las circunstancias inmediatas de nuestra crianza. No elegimos, la mayoria de nosotros, el morir; tampoco elegimos la hora y las condiciones de nuestra muerte. Pero dentro de este reino de falta de elecciones, elegimos como vivir.

  • Mi placer de crear era ilimitado. El talento productivo no me abandonó ni un instante durante algunos años; lo que se me ocurría durante el día y en estado de vela, se iba a menudo elaborando de noche, en ordenados sueños.

  • Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.

  • ¿qué es la vida? un frenesí. ¿qué es la vida? una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

  • Solo tan alto a donde alcanzo puedo crecer, solo tan lejos a donde exploro puedo llegar, solo en la profundidad en la que miro puedo ver, solo en la medida en la que sueño puedo ser.

  • Si de algo me siento dueño no es de la vida que vivo. Es de mi sueño.

  • Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.

  • Si deseas que tus sueños se hagan realidad, ¡despierta!.

  • Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros.

  • Cuando nuestros sueños se han cumplido es cuando comprendemos la riqueza de nuestra imaginación y la pobreza de la realidad.

  • Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comienzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comienzalo ahora.

  • La gran bendición de la vida es el mañana, y hacer realidad tus sueños.

  • Porque cada época es un sueño que agoniza o un sueño que está por nacer.

  • Cada trecho recorrido enriquece al peregrino y lo acerca un poco más a hacer realidad sus sueños.

  • Yo he vivido porque he soñado mucho.

  • Hay que manifestar los sueños para que puedan comenzar a realizarse.

  • Nunca desistas de tus sueños. Sigue las señales.

  • Ninguna fuerza abatirá tus sueños, porque ellos se nutren con su propia luz. Se alimentan de su propia pasión.

  • Sólo el que ensaya lo absurdo, es capaz de conquistar lo imposible.

  • La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen.

  • Los sueños son sumamente importantes. Nada se hace sin que antes se imagine.