× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases de politica

Frases de politica. Encuentra docenas de Frases de politica con fotos para copiar y compartir.

0

  • La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.


  • Suponga que usted fuese un idiota y suponga que usted fuese un miembro del congreso. Vaya, pero si estoy siendo reiterativo.

  • No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.

  • En política, lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno.

  • Las diferencias políticas no dan derecho, entre hombres corteses y leales, a la inversión, o admisión indiscreta, y publicación voluntaria, de noticias falsas.

  • La política es enemiga de la imaginación.

  • Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral.

  • Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas.

  • En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela.

  • El gobierno debe organizar la educación de modo que pueda controlar las opiniones políticas y morales.

  • Sería una gran reforma en la política el que se pudiera extender la cordura con tanta facilidad y tanta rapidez como la locura.

  • La política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra sólo se muere una vez.

  • La coalición (política) es el arte de llevar el zapato derecho en el pie izquierdo sin que salgan callos.

  • La política es la conducción de los asuntos públicos para el provecho de los particulares.

  • La ciencia y las letras doman las pasiones que engendra la política. Tiempo es ya de que el afecto reemplace en la ley del mundo al odio.

  • La política es quizá la única profesión para la que no es necesaria preparación.

  • El éxito separa a los amigos. La política, por ejemplo, es ruinosa para las amistades, porque la naturaleza de la política es recrear a las personas.

  • El que guarda, halla.

  • La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir.

  • La política no es una especulación; es la Ciencia más pura y la más digna, después de la Fllosofía, de ocupar las inteligencias nobles.

  • Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdidas, no vuelven a recobrarse.

  • La política es el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios, de convertir los reveses en fortuna; de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila, y su batalla preparada.

  • Ni la política ha de ser arte de escarceos, retazos y tráficos, ni es digno de confianza de su país el que mira más a parecer bien a sus adversarios -por sus seguridad y gloria de hombre hábil-que a intentar y realizar todas las mejoras que crea beneficiosas a su pueblo.

  • La guerra no es sino la continuación de las transacciones políticas, llevando consigo la mezcla de otros medios. Decimos la mezcla de otros medios, para indicar que este comercio político no termina por la intervención de la guerra.

  • . . . Hacer de la política, no el arte de retener el gobierno, ni de dar a las naciones brillo pasajero, sino de estudiar sus necesidades reales, favorecer sus instintos, y tratar del aumento y amparo de sus haberes.

  • Ni pueblos ni hombres han de ser medrosos que lleguen a tener miedo de sí mismos. En buena hora que la política sea artística, y pocas ciencias requieren tanto arte y mesura y estudio y buen gusto como ella. Pero ha de ser sincera.

  • En plegar y moldear está el arte político. Sólo en las ideas esenciales de dignidad y libertad se debe ser espinudo, como un erizo, y recto, como un pino.

  • La política no es la ciencia de las formas, aunque sea esto en mucho; sino el arte de fundir en actividad pacífica los elementos, heterogéneos u hostiles, de la nación; y lo primero es conocer al dedillo a estos elementos, para no intentar nada que haya de chocar contra ellos, e irles acomodando gradualmente aquellas novedades foráneas que fuesen de posible y útil acomodo.

  • El hombre es un animal político.

  • Todos los sectores sociales deben estar unidos verticalmente por el destino común de la Nación (...) Se hace imposible pensar la política social sin una política nacional.

  • Urge ya, en estos tiempos de política de mostrador, dejar de avergonzarse de ser honrado. (. . . ) la política virtuosa es la única útil y durable.

  • Política es eso: el arte de ir levantando hasta la justicia la humanidad injusta; de conciliar la fiera egoísta con el ángel generoso; de favorecer y de armonizar para el bien general, y con miras a la virtud, los intereses.

  • La política es bella, aunque parezca fea por lo que se le entra del interés inevitable; y su beldad está en la fatiga difícil y dolorosa de los hombres en virtud por tener la república a salvo de los que negocian con la santidad de sus oficios.

  • Estrategia es política. Los pueblos han de vivir criticándose, porque la crítica es la salud; pero con un solo pecho y una sola mente. ¡bajarse hasta los infelices y alzarlos en los brazos !.

  • . . . Mis políticas son así, dejar la idea honrada al cuidado de la honradez de los hombres.

  • Mucho daño hacer en este mundo la cobardía; mucho la indeción; mucho la lírica gubernamental, y la política importada.

  • Es frecuente el error de oponer la política realista a la política idealista. Error que proviene de confundir al político practicón con el realista. El practicón que es un simple colector de votos o fuerzas materiales. El realismo consiste en la correcta interpretación de la realidad y la realidad es un complejo que se compone de ideal y de cosas prácticas[...] Ni escapa al círculo de los hechos concretos por la tangente del sueño o la imaginación, ni está tan atado a lo concreto que se deja cerrar por el círculo de lo cotidiano al margen del futuro y el pasado. Para una política realista la realidad está constituida de fines y medios, de antecedentes y consecuentes, de causas y concausas.

  • En política son los medios los que deben justificar el fin.

  • Idiota: Del griego idiotés, utilizado para referirse a quien no se metía en política, preocupado tan sólo en lo suyo, incapaz de ofrecer nada a los demás.

  • Es cierto que la cuestión política no penetra profundamente en los detalles de la guerra; no se colocan los centinelas, no se conducen las patrullas según las consideraciones políticas. Pero la influencia del elemento político es tanto mayor, cuando se hace el plan de toda la guerra, de la campaña y a menudo también de una batalla.

  • El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan.

  • La consecuencia de no pertenecer a ningún partido será que los molestaré a todos.

  • Mientras religión y ética pueden dirigirse al individuo aislado y podrían existir en un solo hombre sobre el mundo, la política necesita para su posibilidad la existencia de la sociedad.

  • Si la política no es una religión, no es nada.

  • Lo que determina el ambiente de un país siempre es por fuerza la política, no la ciencia ni las artes. La política es un proceso continuo, que pende constantemente sobre nuestra cabeza como el horizonte; está ahí, queramos verlo o no, igual que está ahí el clima, aunque no haga frío ni amenace tormenta.

  • Si nos salimos de los hechos, en política, nos perdemos sin retorno.

  • Actúo en política como en la guerra: distraigo a un flanco para batir al otro.

  • En política, un absurdo no siempre es un obstáculo.

  • Para dirigir bien la política es necesario hacerlo sin pasión. Recelad del odio; escuchadlo todo y no os pronunciéis jamás sin haber dado a la razón tiempo para volver.

  • Se empieza a salvar el mundo salvando a un hombre por vez; todo lo demás es romanticismo grandioso o política.

  • Qué suerte tienen los gobiernos si la gente a la que administran no piensa.

  • En diez años tendremos un nivel de vida superior al de los Estados Unidos.

  • La política de un libro, es como un disparo en medio de un concierto, algo vulgar, y sin embargo, es algo que es imposible de ignorar.

  • En Chile ha ocurrido una gran revolución Liberal en lo económico... Que lo ha hecho un país próspero, libre y estable.

  • La actividad fundamental del Estado es el robo, aunque le dan otro nombre -impuestos-, bajo la excusa de que se trata de una obligación, inclusive moral.

  • El miedo de perder sus beneficios del gobierno los neutraliza eficazmente en lo atinente a su oposición al régimen de cuya aparente beneficencia dependen para elementos significativos de su ingreso real. Por supuesto, para cualquier cosa que votar pueda valer la pena, ellos votan directamente o indirectamente en proporción abrumadora por la continuación y la ampliación presupuestaria de los programas gubernamentales de los cuales dependen. Por lo tanto, ayudan a producir una aparente legitimidad de aquellos en la cima de la jerarquía gobernante?una muestra de su agradecimiento por las migajas que sus amos políticos arrojaron sobre ellos.

  • No nos engañemos el poder no tolera más que las informaciones que le son útiles. Niega el derecho de información a los periódicos que revelan las miserias y las rebeliones.

  • Donde haya un gobierno eficiente hay una dictadura.

  • Llámenlo destino o ironía, pero yo nací, entre todos los países de la Tierra, en el menos conveniente para una fanática del individualismo: Rusia.

  • Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas.

  • La política es para el momento, pero una ecuación es para la eternidad.

  • El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.

  • No hagas nada en contra de tu conciencia, incluso si el Estado te lo exige.

  • No hay nada que destruya más el respeto por el gobierno y la ley del país que aprobar leyes que no pueden ser forzadas.

  • La "ayuda" del Gobierno a las empresas es tan desastrosa como la persecución del gobierno... la única manera de que un gobierno pueda estar al servicio de la prosperidad nacional es mantener sus manos fuera.

  • Los derechos individuales no están sujetos a una votación pública, la mayoría no tiene derecho a votar fuera de los derechos de una minoría; la función política de los derechos es precisamente la de proteger a las minorías de la opresión de las mayorías (y la más pequeña minoría en la Tierra es el individuo).

  • Potencialmente, un gobierno es la amenaza más peligrosa para los derechos del hombre: tiene un monopolio legal sobre el uso de la fuerza física en contra de las víctimas legalmente desarmadas.

  • Para mí la democracia es un abuso de la estadística. Y además no creo que tenga ningún valor. ¿Usted cree que para resolver un problema matemático o estético hay que consultar a la mayoría de la gente? Yo diría que no; entonces ¿por qué suponer que la mayoría de la gente entiende de política? La verdad es que no entienden, y se dejan embaucar por una secta de sinvergüenzas, que por lo general son los políticos nacionales.

  • Para mí ser político es uno de los oficios más tristes del ser humano. Esto no lo digo contra ningún político en particular. Digo en general, que una persona que trate de hacerse popular a todos parece singularmente no tener vergüenza. El político en sí no me inspira ningún respeto. Como político.

  • Todos los asesinos son castigados a menos que maten a multitudes y con el sonido de las trompetas.

  • Una forma ideal de gobierno es la democracia atemperada con el asesinato.

  • La afirmación de los derechos humanos (en contraposición a los derechos de los animales) no es propiamente una razón emotiva nada más; los individuos poseen derechos, no porque ?sintamos? que deberían, sino debido a una investigación de la naturaleza del hombre y del universo.

  • Una defensa del Estado sostiene que el hombre es un ?animal social?, que debe vivir en sociedad, y que individualistas y libertarios creen en la existencia de ?individuos atomizados? sin influenciar y sin guardar relación con sus semejantes. Pero no, los libertarios nunca han celebrado individuos aislados como los átomos, por el contrario, todos los libertarios han reconocido la necesidad y de las enormes ventajas de la vida en sociedad, y de participar en la división social del trabajo. La gran non sequitur cometido por los defensores del Estado, incluidos los filósofos aristotélicos y tomistas clásicos, es saltar de la necesidad de la sociedad a la necesidad del Estado.

  • Sólo el Estado consigue sus ingresos mediante coacción, amenazando con graves castigos a quienes se nieguen a entregarle su parte. A esta coacción se la llama ?impuestos?, aunque en épocas de lenguaje menos refinado se la conocía con el expresivo nombre de ?tributos?. La contribución es, pura y simplemente, un robo, un robo a grande y colosal escala, que ni los más grandes y conocidos delincuentes pueden soñar en igualar. Es una apropiación coactiva de las propiedades de los moradores (o súbditos) del Estado.

  • El Estado es la única organización que obtiene sus ingresos, no a través de contribuciones voluntarias o el pago por servicios prestados, sino a través de la coerción. (?) el Estado obtiene su renta mediante el uso de la compulsión, es decir, la amenaza de la cárcel y la bayoneta.

  • Creo que aunque hay ciertas tareas importantes que por motivos especiales son difíciles de realizar bajo instituciones estrictamente de propiedad privada, estas dificultades son teóricas, y pueden ser solucionables en la práctica. Sostengo que no hay ninguna función adecuada para el gobierno. En este sentido soy un anarquista. Todo lo que el gobierno hace puede ser clasificado en dos categorías: aquello que podemos suprimir hoy y aquello que esperamos poder suprimir mañana. La mayor parte de las funciones gubernamentales pertenecen al primer tipo.

  • En el estado socialista ideal, el poder no atraerá a maniáticos sedientos de poder. La gente que toma las decisiones no mostrará el más leve sesgo debido a sus propios intereses. No habrá forma de que un hombre inteligente manipule a las instituciones para servir a sus propios intereses. Y los ríos fluirán montaña arriba.

  • La guerra tiene todas las características del socialismo: Poder centralizado, planificación estatal, falsa racionalización, restricción de libertades, alocado optimismo sobre los resultados esperados, y ceguera para ver los efectos secundarios inesperados.

  • Caen en la trampa de creer que el estado es también necesario para proteger a los indefensos, pobres y desvalidos (sean ?pequeños? accionistas, consumidores de a pie, trabajadores, etc.) sin entender que las supuestas medidas de protección sistemáticamente tienen el efecto, como demuestra la teoría económica, de perjudicar en cada caso precisamente a aquellos a los que se dice proteger, por lo que desaparece también una de las más burdas y manidas justificaciones de la existencia del estado.

  • La fuente de la autoridad del gobierno es el consentimiento de los gobernados. Eso significa que el gobierno no es el que manda, sino el que sirve o representa a los ciudadanos; significa que el gobierno como tal no tiene derechos, sólo los derechos delegados en él por los ciudadanos para un objetivo específico.