× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases de recuerdo

Frases de recuerdo. Encuentra docenas de Frases de recuerdo con fotos para copiar y compartir.

4

  • No recuerdo todo lo que siento pero si siento todo lo que recuerdo.


  • Realmente no estoy tan solo, ¿quién te dijo que te fuiste?, si uno no está donde el cuerpo, sino donde más lo extrañan. Y a ti se te extraña tanto.

  • Cuando joven, de ilusiones; cuando viejo, de recuerdos.

  • No se acaba el amor solo con decir adiós, hay que tener presente que el estar ausente no anula el recuerdo, ni compra el olvido, ni nos borra del mapa.

  • Se vive con la esperanza de llegar a ser un recuerdo.

  • Recuerdo incluso lo que no quiero. Olvidar no puedo lo que quiero.

  • No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos.

  • Es difícil mantener la crueldad necesaria que nos permita ser implacables en nuestros juicios. La ternura de los recuerdos se va extendiendo por todas partes; si nos diluimos en ella será imposible mirar a alguien con los duros ojos de la realidad.

  • Los recuerdos comunes son a veces los más pacíficos.

  • Todo viejo amor es un recuerdo agradable mientras no interviene la persona que lo inspiró.

  • El recuerdo es vecino del remordimiento.

  • Uno no esta donde el cuerpo, sino donde mas lo extrañan.

  • Recuerda que los ganadores hacen lo que los perdedores no quisieron hacer.

  • Como deshacerme de ti si no te tengo, como alejarme de ti si estás tan lejos.

  • El que ofende escribe en arena; el que es ofendido, escribe en marmol.

  • Me inclino ante el recuerdo, ante el recuerdo de cada ser humano. Y no oculto la aversión que siento ante todos los que se toman la libertad de intervenir quirúrgicamente en los recuerdos, hasta que se parezcan a los recuerdos de los demás.

  • siempre recordaré tu desnudez entre mis manos, tu olor a disfrutada madera de sándalo clavada junto al sol de la mañana; tu risa de muchacha, o de arroyo, o de pájaro; tus manos largas y amantes.

  • Dar es una medida del recuerdo.

  • Oigo y olvido; veo y recuerdo. Hago y comprendo.

  • Y es que tanto te conozco que hasta se me has de extrañar.

  • Y entre tanto que tengo, no encuentro razón suficiente para olvidarme de ti.

  • Los recuerdos son los cabellos blancos del corazón.

  • Siempre vives, alma mía, en mis recuerdos de amor, como el perfume en la flor.

  • Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.

  • Ausencia tuya nunca ha estado sola: tu recuerdo es el pasaporte de mis viajes.

  • Ser río que corre, ser nube que pasa, sin dejar recuerdos ni rastro ninguno, es triste, y más triste para el que se siente nube en lo elevado, río en lo profundo.

  • El recuerdo es un poco de eternidad.

  • Para el que parte para el que se queda dos otoños.

  • Cerezos en flor y recuerdos de seres queridos. Todos tan lejos de aquí.

  • En mis labios los recuerdos. En tus ojos la esperanza. No estoy tan solo sin ti. Tu soledad me acompaña.

  • Cómo decir, amor, en qué momento te rompes dulcemente entre las manos, sin quejas, sin recuerdos, sin arcanos y tal vez sin temor ni sufrimiento.

  • El recuerdo conserva una antigua retórica, se eleva como un árbol o una columna dórica, habitualmente duerme dentro de nuestros sueños y somos en secreto sus exclusivos dueños.

  • Y yo recordando que olvidé tender la ropa, preguntándome qué andarás haciendo ahora.

  • Algún día, criatura encantadora, para ti seré sólo un recuerdo.

  • Triste como el destello de la luna, solo, como la luna solitaria, es el recuerdo de ese amor maldito, como mi alma.

  • Hoy no me alegran los almendros del huerto. Son tu recuerdo.

  • La memoria, malla a malla, me cubre armando su mundo. Interior, mi noche calla. En tu recuerdo me hundo.

  • Ella no te necesita. Tiene tu recuerdo, que vale más que tú.

  • Sola yo, amor, y vos quién sabe dónde; tu recuerdo me mece como al maíz el viento y te traigo en el tiempo, recorro los caminos, me río a carcajadas y somos los dos juntos otra vez, junto al agua.

  • Hace algún tiempo persiguen tus recuerdos mis caminos y sudan bajo el sol, tras mis talones los días más felices ya vividos.

  • Yo miro tu recuerdo náufrago. Y aquel pájaro ingenuo bebiendo el agua del espejo.

  • Ten cuidado con todos tus recuerdos. Para tu bien no los revivas.

  • Ayer es sólo un recuerdo; mañana nunca es lo que se supone que es.

  • Cuando quemé mi guitarra fue como un sacrificio. Tú sacrificas las cosas que te gustan. Yo amo a mi guitarra.

  • La diferencia entre los recuerdos falsos y los verdaderos es la misma que con las joyas: siempre es el falso el que parece el más real, el más brillante.

  • Cuando estamos planeando para la posteridad, debemos recordar que la virtud no es hereditaria.

  • Sólo veo claramente lo que recuerdo.

  • Es como un deja-vu, otra vez.

  • Mi primer recuerdo es mi primer balón. Jugaba con él, en la calle Lope de Rueda, frente a mi casa. Apareció un municipal y me lo quitó. Descubrí entonces que los seres aparentemente humanos son animales depredadores.

  • La disciplina es recordar lo que quieres.

  • La gente siempre se queja de sus recuerdos, nunca de sus mentes.

  • Hay pecados cuya fascinación está más en el recuerdo que en la comisión de ellos.

  • El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.

  • Llegará un día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza.

  • El recuerdo es el perfume del alma.

  • La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.

  • Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

  • Lo que no se convierte en recuerdo, no fué.

  • No hay presente: todos los caminos son recuerdos o preguntas.

  • Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al contrario, la hacen más profunda.

  • Recuerdo lo que no quisiera, y no puedo olvidar lo que quisiera.

  • La juventud vive de la esperanza; la vejez del recuerdo.

  • ¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! / ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!

  • El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.

  • Los deleites duran mucho menos que su recuerdo.

  • La muerte es una amarga pirueta de la que no guardan recuerdo, sino los vivos.

  • El recuerdo del mal pasado es alegre.

  • El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos.

  • Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones.

  • Los lugares donde no se ha amado ni se ha sufrido, no dejan en nosotros ningún recuerdo.

  • Si busco en mis recuerdos los que me han dejado un sabor duradero, si hago balance de las horas que han valido la pena, siempre me encuentro con aquellas que no me procuraron ninguna fortuna.

  • La poesía es un recuerdo de los mejores y más felices momentos de los mejores y más felices ingenios.

  • Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.

  • Nadie desaparece del todo de la vida de uno, si ha sabido imprimir buenas huellas en el recuerdo.

  • Yo creo que llevo unos veinte años odiando y amando la televisión. Las épocas de nuestra vida se pueden fijar en el recuerdo en función de la programación.

  • Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.

  • Sólo se inventa mediante el recuerdo.

  • Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe; sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo, a veces, nunca se borra.

  • Los hombres viven del olvido; las mujeres, de recuerdos.

  • Los hombres pasan, los recuerdos quedan, como quedan las obras de los que algo hacen.