× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases de Religión

Frases de Religión

Frases de Religión. Encuentra docenas de Frases de Religión con fotos para copiar y compartir.

0

  • La religión es comparable con la neurosis infantil.


  • La religión aporta satisfacciones imaginarias o fantasticas que desvían cualquier esfuerzo racional por encontrar satisfacciones reales.

  • La inmoralidad ha hallado siempre en la religión un apoyo tan firme como la moralidad.

  • La religión no mantiene a nadie. Tiene que ser mantenida. No produce trigo ni maíz; no ara la tierra; no derriba bosques. Es una mendiga perpetua. Vive del trabajo de otros, y luego tiene la arrogancia de pretender que ayuda al que da.

  • Nuestra religión es simple: no existen templos ni complicadas filosofías.

  • Que la religión pueda ser usada como un instrumento para crear divisiones y provocar más pelea, es un hecho muy infortunado.

  • La religión es el reconocimiento del hombre mediante un rodeo, a través de un mediador.

  • Aunque haya religiones diferentes, debido a distintas culturas, lo importante es que todas coincidan en su objetivo principal: ser buena persona y ayudar a los demás.

  • La religión es el opio del pueblo.

  • El escrutinio escéptico es el medio, en ambas ciencia y religión, por medio del cual, los pensamientos profundos pueden ser arrancados de profundos disparates sin sentido.

  • Todas las visiones pesimistas en la historia de los hombres nada tienen que hacer frente a la realidad. Ninguna de las antiguas religiones puede satisfacernos, todas ellas nacieron en periodos idílicos.

  • Puede ser que la religión esté muerta. Si es así, mejor intentemos descubrir otras fuentes de fuerza moral, antes de que sea demasiado tarde.

  • La religión es demencia colectiva.

  • Todas las religiones, con sus dioses, semidioses, profetas, mesías y santos son el producto del capricho y la credulidad del hombre quien no ha alcanzado todavía el desarrollo total y la personalidad completa de sus poderes intelectuales.

  • La religión no es mas que un reflejo fantástico, en las cabezas de los hombres, de los poderes externos que dominan su existencia cotidiana. Un reflejo en el cual las fuerzas terrenas cobran forma de supraterrenas.

  • No hay nada, sin duda, que calme el espíritu tanto como el ron y la verdadera religión.

  • Las religiones llegadas al poder han ahogado las más de las veces el suspiro de la criatura agobiada en templos de mármol y en vestiduras de púrpura, y las jerarquías eclesiásticas han abusado del sentimiento como apoyo de un mundo insensible.

  • Las religiones se pierden como los hombres.

  • La religión sirve para ayudarnos y consolarnos ante unos problemas que no tendríamos si no existiese la religión.

  • Un culto es una religión sin poder político.

  • Cuando hago el bien, me siento bien; cuando hago el mal, me siento mal, y esa es mi religión.

  • En las religiones es preciso ser sinceros; verdaderos paganos, verdaderos judíos, verdaderos cristianos.

  • Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar.

  • La religión tiene por padre a la miseria y por madre a la imaginación.

  • El principal objetivo de la religión no es lleva el hombre al cielo sino introducir el cielo en el hombre.

  • La religión no es otra cosa que el reflejo fantástico que proyectan en la cabeza de los hombres aquellas fuerzas externas que gobiernan su vida diaria, un reflejo en que las fuerzas terrenales revisten la forma de poderes sobrenaturales.

  • Cuando una persona padece de delirio, a eso se le llama locura. Cuando muchas personas padecen de delirio, a eso se le llama religión.

  • Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes; se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias.

  • ¡Eh! supongo que somos gente horrible y realmente inmoral porque nos rehusamos a acoger la idea de un tipo grande en el firmamento que exige ser adorado y alabado todo el tiempo y que, si usted pertenece a la religión equivocada o no tiene religión, lo enviará a un campo de concentración subterráneo y eterno a freirse para siempre.

  • Desde niño fui aprendiendo que la religión no es más que un método con el titulo "prohibido pensar" que ya todo esta escrito.

  • Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador.

  • Quien ande por la mar, aprede a rezar.

  • Toda religión que no afirme que Dios está oculto, no es verdadera.

  • Creo en la religión de la humanidad. Es mucho mejor amar a nuestros semejantes que amar a dios. A aquellos los podemos ayudar; no podemos ayudar a éste.

  • ¿cómo se puede tener orden en un estado sin religión? la religión es un formidable medio para tener quieta a la gente.

  • La religión, oh, sólo otro de esos numerosos errores que resulta de intentar popularizar el arte.

  • Tenemos bastante religión para odiarnos unos a otros, pero no la bastante para amarnos.

  • La verdadera religión no consiste solamente en palabras; hace falta demostrarla con obras.

  • La religión no admite, no puede admitir, un hombre libre. Solamente acepta el homenaje de los postrados, y desprecia las ofrendas de los que se alzan erguidos.

  • Los mitos y los credos son luchas heroicas para comprender la verdad en el mundo.

  • La religión es sólo una manera de sacarles el diezmo a los ignorantes, sólo existe un Dios, y ése no se enriquece como los curas charlatanes.

  • Todas las religiones son caminos diferentes que convergen al mismo punto.

  • Se puede atacar la religión en su culto, en sus bienes, en sus ministros; pero no se puede conseguir que una sociedad subsista sin religión. Un monje ignorante pero henchido de fe puede fundar un imperio; Newton, el incrédulo, pesará los mundos, pero no podrá crear un pueblo.

  • Francisco de Asís, creador de las órdenes mendicantes (...) acabó de introducir al pueblo en la religión; al revestir al pobre con un hábito de monje, obligó al mundo a la caridad; elevó al mendigo ante los ojos del rico y estableció en una milicia cristiana proletaria el modelo de aquella fraternidad que será el cumplimiento de aquella parte política del cristianismo que todavía queda por desarrollar, y sin la cual jamás habrá libertad y justicia completa sobre la tierra.

  • Tengamos fe en la religión y en la libertad, las dos únicas cosas grandes del hombre: la gloria y el poder son deslumbrantes, no grandes.

  • Puedo imaginarme una época a la que nuestros conceptos religiosos le resulten tan extraños como a la nuestra el espíritu caballeresco.

  • La religión es el reposo del alma, la esperanza. Es el bote salvavidas de los infelices.

  • Las religiones también son como el vino: hay gente a la que le sienta mal y gente a la que le sienta bien. Hay personas que con dos copas se vuelven locuaces, abiertas y desinhibidas; otros se vuelven brutos y groseros con la misma cantidad. Con la religión, hay gente que mejora y se purifica y para otros es una fuente de resentimiento, mojigatería y condena a los demás.

  • Religión es hacer el bien; Un hombre no se limita a pensar o sentir su religión, sino que "vive" su religión tanto como es capaz de hacerlo.

  • Sólo la religión consigue que los hombres soporten las desigualdades de rango, porque tiene consuelo para todo.

  • Los conquistadores deben ser tolerantes y proteger todas las religiones.

  • La religión es el sustituto elegante de la fe.

  • Un hombre preocupado por el bien público, por la humanidad, por la verdadera religión, ha publicado, en uno de sus escritos a favor de la inocencia, que los tribunales cristianos han condenado a muerte a más de cien mil pretendidos brujos. Si juntamos a esas masacres jurídicas el número infinitamente mayor de herejes inmolados, esta parte del mundo no parecerá más que un vasto cadalso cubierto de verdugos y de víctimas, rodeado de jueces, esbirros y espectadores.

  • El miedo a la muerte es la única fuente de las religiones.

  • En cuestión de religión, la verdad es simplemente la opinión que ha sobrevivido.

  • La religión sirve sencillamente para que las masas se resignen mas sencillamente a las muchas frustraciones que presenta la realidad.