× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases verdaderas

Frases verdaderas. Encuentra docenas de Frases verdaderas con fotos para copiar y compartir.

3

  • La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen.



  • No busquemos solemnes definiciones de la libertad. Ella es sólo esto: Responsabilidad.



  • La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres.


  • Vine a Estados Unidos porque oí que en este país existía una gran, gran libertad. Cometí un error al elegir Estados Unidos como una tierra de libertad, y es un error que en el balance de mi vida ya no puedo compensar.

  • El orden social a cambio de libertad es un mal trato.

  • Libertad moral es la única libertad verdaderamente importante.

  • La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.

  • Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.

  • Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.

  • Mucha gente no puede ni emanciparse, es decir, no puede ni darse cuenta de la esclavitud en que le mantiene las ideas en medio de las cuales se ha educado.

  • Pueblos libres, recordad esta máxima: Podemos adquirir la libertad, pero nunca se recupera una vez que se pierde.

  • La libertad puede conducir a muchas transgresiones, pero incluso a los vicios les presta una forma menos innoble.

  • Sólo es digno de libertad aquel que sabe conquistarla cada día.

  • Ser hombre es ser libre. El sentido de la historia es que nos convirtamos realmente en hombres.

  • La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia.

  • Cuando hay libertad, todo lo demás sobra.

  • La libertad es para soñarla.


  • Es verdaderamente libre aquel que desea solamente lo que es capaz de realizar y que hace lo que le agrada.


  • ¡Libertad, libertad! ¡Cuántos crímenes se cometen en tu nombre!

  • ¡Quieren ser libres y no saben ser justos!

  • Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo.

  • El verdadero conocimiento y la auténtica libertad se hallan en Jesús. Dejad que Jesús forme parte siempre de vuestra hambre de verdad y justicia, y de vuestro compromiso por el bienestar de vuestros semejantes.

  • El hombre ha nacido libre y por doquiera se encuentra sujeto con cadenas.

  • El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión.

  • La libertad no la tienen los que no tienen su sed.

  • Hay quien pone en duda el porvenir del ideal de la libertad. Nosotros respondemos que tiene más que un porvenir: posee eternidad.

  • No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies.

  • Sólo el hombre culto es libre.

  • Como amo la libertad tengo sentimientos nobles y liberales; y si suelo ser severo, es solamente con aquellos que pretenden destruirnos.

  • Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.

  • Mi libertad se termina donde empieza la de los demás.

  • Un pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas.

  • Solamente la libertad que se somete a la Verdad conduce a la persona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad.

  • Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los Gobiernos para adormecer a sus gobernados.

  • El más libre de todos los hombres es aquel que puede ser libre dentro de la esclavitud.

  • En Inglaterra, la libertad es una especie de ídolo. Al pueblo se le enseña a amarla y a creer en ella, pero ve muy pocos de sus resultados. El pueblo puede moverse libremente, pero dentro de altas murallas.

  • Sólo es libre aquello que existe por las necesidades de su propia naturaleza y cuyos actos se originan exclusivamente dentro de sí.

  • La libertad es el gran espejo mágico donde toda la creación pura y cristalina se refleja; en ella se abisman los espíritus tiernos y las formas de la naturaleza entera.

  • La libre comunicación de los pensamientos y las opiniones es uno de los derechos más preciados por el hombre.

  • El que se encadena a una alegría, destruye una vida libre; pero el que besa la alegría en su vuelo, vive el amanecer de la eternidad.

  • El genio sólo puede respirar libremente en una atmósfera de libertad.

  • Las libertades y los amos no se combinan fácilmente.

  • Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

  • La libertad es la obediencia a la ley que uno mismo se ha trazado.

  • La libertad del nuevo mundo, es la esperanza del universo.

  • Mi profesión es ser libre.

  • Nadie puede darte tu libertad. Nadie puede darte tu igualdad o justicia o cualquier otra cosa. Si tú eres hombre, cógelas.

  • ¿Preguntas qué es la libertad? No ser esclavo de nada, de ninguna necesidad, de ningún accidente y conservar la fortuna al alcance de la mano.

  • La libertad es singular, siempre que exista la libertad plural.

  • Detesto lo que escribes, pero daría mi vida para que pudieras seguir escribiéndolo.

  • La libertad es un aire habitual, sin perfumes exóticos, que se respira junto con el oxígeno sin pensarlo, pero conscientes de que existe.

  • La libertad no es poder actuar arbitrariamente sino la capacidad de hacerlo sensatamente.

  • La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad; es creación y osadía.

  • Uno no debe nunca consentir arrastrarse cuando siente el impulso de volar.

  • ¿Quién es libre? El sabio que puede dominar sus pasiones, que no teme a la necesidad, a la muerte ni a las cadenas, que refrena firmemente sus apetitos y desprecia los honores del mundo, que confía exclusivamente en sí mismo y que ha redondeado y pulido las aristas de su carácter.

  • La libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre.

  • La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto.

  • Ningún favor produce una gratitud menos permanente que el don de la libertad, especialmente entre aquellos pueblos que están dispuestos a hacer mal uso de ella.

  • Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas.

  • El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad.

  • El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad.

  • Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres.

  • No hay nada que pueda quitar la libertad a un hombre salvo otros hombres. Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos.

  • ¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones.

  • Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.

  • Una dulce y triunfante libertad se apodera de aquellos que saben que van a morir pronto.

  • Si te dan un papel pautado, escribe por detrás.

  • Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del gobierno. Es defensor de su libertad.

  • La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga; es un habito que ha de adquirirse.

  • No nos hacemos libres por negarnos a aceptar nada superior a nosotros, sino por aceptar lo que está realmente por encima de nosotros.

  • Somos libres: libres como las barcas perdidas en el mar.

  • Pueden forzarte a decir cualquier cosa, pero no hay manera de que te lo hagan creer. Dentro de ti no pueden entrar nunca.

  • La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten. Si un ciudadano tuviera derecho a hacer lo que éstas prohíben, ya no sería libertad, pues cualquier otro tendría el mismo derecho.

  • Acaso soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza.

  • La libertad no es un fin; es un medio para desarrollar nuestras fuerzas.

  • En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.

  • Uno tiene que ir muy lejos, para saber hasta dónde se puede ir.

  • El límite bueno de nuestra libertad es la libertad de los demás.

  • El árbol de la libertad debe ser vigorizado de vez en cuando con la sangre de patriotas y tiranos: es su fertilizante natural.

  • ¡Oh, dulce nombre de la libertad!