× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Palabras de aliento

Palabras de aliento. Encuentra docenas de Palabras de aliento con fotos para copiar y compartir.

0

  • No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.


  • La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.

  • Conócete, acéptate, supérate.

  • Todas las cosas llegan, le hacen a uno daño y se van.

  • Dios, que muestras nuestras lágrimas a nuestro conocimiento, y que, en su inmutable serenidad, nos parece que no nos tiene en cuenta, ha puesto él mismo en nosotros esta facultad de sufrir para enseñarnos a no querer hacer sufrir a otros.

  • Las palabras, cera; las obras acero.

  • La traición supone una cobardía y una depravación detestable.

  • La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta.

  • Quien no es capaz de desprenderse de un tesoro en un momento de necesidad es como un esclavo encadenado.

  • Repara tu trineo en el verano, y tu carreta en el invierno.

  • Al demostrar a los fanáticos que se equivocan no hay que olvidar que se equivocan aposta.

  • El error del anciano es que pretende enjuiciar el hoy con el criterio del ayer.

  • Un idealista es una persona que ayuda a otras personas a ser prósperas.

  • Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas.

  • Para tener buena salud lo haría todo menos tres cosas: hacer gimnasia, levantarme temprano y ser persona responsable.

  • El hombre puede soportar las desgracias que son accidentales y llegan de fuera. Pero sufrir por propias culpas, ésa es la pesadilla de la vida.

  • Aquel cuya sonrisa le embellece es bueno; aquel cuya sonrisa le desfigura es malo

  • Empieza cada día con una sonrisa y mantenla todo el dia.

  • No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.

  • Una revolución es el triunfo de los ambiciosos de abajo sobre los medrosos de arriba.

  • Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.

  • Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.

  • El cielo de la fama no es muy grande, y cuántos más en él entren a menos tocan cada uno de ellos.

  • El silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes.

  • Si me hubiese quedado tranquilo en mi casa en vez de irme a sufrir por el mundo, ¡no me habría ahorrado pocas penas y pocos zapatos!

  • La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan.

  • Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar.

  • El que no vive para servir, no sirve para vivir.

  • Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.

  • El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía.

  • Hay almas esclavizadas que agradecen tanto los favores recibidos que se estrangulan con la cuerda de la gratitud.

  • Nunca las noticias son malas para los elegidos de Dios.

  • Jamás hallé compañera más sociable que la soledad.

  • En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.

  • Cuando alguien dice estar de acuerdo, en principio, en hacer algo, quiere decir que no tiene la menor intención de hacerlo.

  • Aborreced las bocas que predicen desgracias eternas.

  • Una salud demasiado espléndida es inquietante, pues su vecina, la enfermedad, está presta siempre a abatirla.

  • Aprendí a considerar más el aspecto brillante de mi situación que lo que me faltaba, y este recurso, a veces, me proporcionó tan inefable consuelo, que apenas puedo expresarlo.

  • El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito.

  • El mundo es de quien nace para conquistarlo y no de quien sueña que puede conquistarlo.

  • Si alguien está en desacuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias.

  • ¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.

  • La formulación de un problema, es más importante que su solución.

  • Toda lágrima enseña a los mortales una verdad.

  • El mayor placer en la vida es hacer lo que la gente dice que no puedes hacer.

  • El hombre ha de ser esclavo de la acción si quiere vivir.

  • Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.

  • La abundancia de las cosas, aunque no sean buenas, hacen que no se estimen, y la carestía, aun de las malas, se estima en algo.

  • Siempre traspaso los buenos consejos que me dan. Es para lo único que sirven.

  • La seguridad es más que nada una superstición. La vida es una aventura atrevida o no es nada.

  • Quien no oye consejo, no llega a viejo.

  • La fama trae la soledad. El éxito es tan frío como el hielo y tan poco hospitalario como el Polo Norte.

  • Quien mucho se baja, el culo enseña.

  • La teoría es asesinada tarde o temprano por la experiencia.

  • No dejes que los planes que tienes para ti sean más importantes que tú mismo.

  • La dificultad es una excusa que la historia nunca acepta.

  • Convierte tu muro en un peldaño.

  • Huyo de lo que me sigue; voy detrás de lo que huye de mí.

  • La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.

  • Toda reforma fue en un tiempo simple opinión particular.

  • Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.

  • Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.

  • Si ganamos aquí ganaremos en todas partes. El mundo es un hermoso lugar, vale la pena defenderlo y detesto dejarlo.

  • El insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe.

  • Los placeres sencillos son el último refugio de los hombres complicados.

  • Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes.

  • En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.

  • Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.

  • El arte del descanso es una parte del arte de trabajar.

  • La cantidad de rumores inútiles que un hombre puede soportar es inversamente proporcional a su inteligencia.

  • El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio.

  • La sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes. Sólo son tristes los tontos y los delincuentes.

  • Sólo hay dos medios de pagar las deudas: por el trabajo y por el ahorro.

  • Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa; pues sin causa nada puede tener origen.

  • Probablemente se ha hecho más daño a la Tierra en el siglo XX que en toda la historia anterior de la humanidad.

  • No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas.

  • Tú no ves lo que eres, sino su sombra.

  • Más vale una paz relativa que una guerra ganada.

  • Todos los hombres serían tiranos si pudieran.

  • La escalera ha de barrerse empezando por arriba.