× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases Chistosas

Frases Chistosas

Frases Chistosas. Encuentra docenas de Frases Chistosas con fotos para copiar y compartir.

0

  • No te aflijas, sino alégrate de preferir ser, aún siendo miserable.


  • La fatalidad posee una cierta elasticidad que se suele llamar libertad humana.

  • A menudo se juzga a los hombres por el crédito de que gozan o por las riquezas que poseen.

  • La finalidad de la vida es la apreciación: no tiene sentido no apreciar las cosas, y no tiene sentido poseer más cantidad de ellas, si no se las aprecia.

  • La fuerza es el derecho de las bestias.

  • Muchos pocos hacen un mucho.

  • El hábito no hace al monje.

  • No es lo mismo predicar que dar trigo.

  • Las máquinas siendo por sí incapaces de lucha, han logrado que el hombre luche con ellas.

  • El hambre espía en la casa de los pobres, pero si la habitan personas trabajadoras, no se atreve a entrar.

  • El rico come; el pobre se alimenta.

  • No se llega a campeón sin sudar.

  • La rueda más estropeada del carro es la que hace más ruido.

  • Unos por otros y la casa sin barrer.

  • y sonrío y me callo porque, en último extremo,,uno tiene conciencia,de la inutilidad de todas las palabras.

  • El fin justifica los medios.

  • Un hombre solo está siempre en mala compañía.

  • La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie.

  • No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.

  • Ninguna cosa hay tan difícil como el arte de hacer agradable un buen consejo.

  • Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar horas enteras sobre ella.

  • Cuando la muerte ha igualado las fortunas, las pompas fúnebres no deberían diferenciarlas.

  • Nadie está tan ocupado como para no encontrar tiempo para contarle a todo el mundo lo ocupado que está.

  • La mayor parte de nuestras desgracias resultan más soportables que los comentarios que de ellas hacen nuestros amigos.

  • Del árbol caído todos hacen leña.

  • El deber es lo que esperamos que hagan los demás, no lo que hacemos nosotros mismos.

  • Mucha gente piensa, o por lo menos siente, que el que no tiene sus hábitos y sus entusiasmos es un enemigo. A mí me parece lógica la intransigencia tratándose de ideas esenciales.

  • Quien se pica, ajos come.

  • Hay que tomar a las personas como son, no existen otras.

  • La soledad es la mejor nodriza de la sabiduría.

  • Puedo creer lo imposible pero no lo improbable.

  • Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas.

  • Quien ama el peligro, en él perece.

  • La inactividad sólo apetece cuando tenemos demasiado que hacer.

  • La obra clásica es un libro que todo el mundo admira, pero que nadie lee.

  • Un tonto sabio es más tonto que un tonto ignorante.

  • La parte más filosófica de las historia es hacer conocer las tonterías cometidas por los hombres.

  • Todo lo que se mueve es movido por otro.

  • Creía que un drama era cuando llora el actor, pero la verdad es que lo es cuando llora el público.

  • Sembremos la llanura antes de arar la loma.

  • Si el prior juega a los naipes, ¿qué harán los frailes?

  • Todo el mal que puede desplegarse en el mundo se esconde en un nido de traidores.

  • Unos nacen con estrella, y otros nacen estrellados.

  • No nos quedan más comienzos.

  • Las deudas son como cualquier otra trampa en la que se es muy fácil caer, pero de la que es dificilísimo salir.

  • Los delitos llevan a las espaldas el castigo.

  • A los empresarios les gustan las asambleas porque ellos las inventaron.

  • Para conocer al hombre basta estudiarse a sí mismo; para conocer a los hombres se precisa vivir en medio de ellos.

  • Nunca llegamos a hacernos a la idea de que contamos menos para los demás de lo que ellos cuentan para nosotros.

  • Sobre gustos no hay nada escrito.

  • Las revoluciones las hacen hombres de carne y hueso, no santos, y todas terminan por crear una nueva casta privilegiada.

  • No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.

  • Este día que tanto temes por ser el último, es la aurora del día eterno.

  • Toda la armonía total de este mundo está formada de discordancias.

  • Nobleza obliga.

  • En resumidas cuentas, en este mundo, cada cual consigue lo que se merece. Pero sólo quienes alcanzan el éxito lo reconocen.

  • El que muere paga todas sus deudas.

  • Los hechos son el principio, el medio, el fin; hace un daño irreparable descansar sobre grandes discursos.

  • Nunca otra cosa damos con tanta liberalidad como nuestros consejos.

  • Ser tirano no es ser, sino dejar de ser, y hacer que dejen de ser todos.

  • No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.

  • El único modo de estar seguro de coger un tren es perder el anterior.

  • ¡Alabad el árbol que desde la carroña sube jubiloso hacia el cielo!

  • Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrásteis.

  • No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.

  • Yo soy siempre fiel al sistema liberal y justo que proclamó mi patria.

  • ¿Dices que nada se crea?, no te importe, con el barro de la tierra, haz una copa para que beba tu hermano.

  • La mayoría de los males les vienen a los hombres por no quedarse tranquilos en casa.

  • Admiro aquella cabeza que lleva orgullosamente su desgracia, como un rey su corona.

  • Cuando llega la desgracia, nunca viene sola, sino a batallones.

  • Los buenos modales se consiguen a base de pequeños sacrificios.

  • Mejor aplicar el llanto siempre que sea posible, como la medicina antigua aplicaba la sangría.

  • Los hombres pasan, los recuerdos quedan, como quedan las obras de los que algo hacen.

  • No se puede cambiar el curso de la historia a base de cambiar los retratos colgados en la pared.

  • Éramos pocos y parió mi abuela.

  • El mundo ha sido creado para ser recreado.

  • Establecemos reglas para los demás y excepciones para nosotros.

  • Cita siempre los errores propios antes de referirte a los ajenos. Así nunca parecerá que presumes.

  • Los placeres raros son los que más nos deleitan.

  • Nuestro amor es el hogar, y el hogar pueden abandonarlo nuestros pies pero nunca nuestros corazones.