× Amor Amistad Frases Interesantes Democracia Libertad Conocimiento Dolor Guerra

Frases cortas de amor

0
  • No es con una idea como se levanta a un hombre, sino con un sentimiento.

  • Sólo el dolor es el rey eterno de la tierra, y la suerte da con la siniestra y arrebata con la diestra.

  • ¿Es una fe sincera la fe que no actúa?

  • La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan.

  • La fe, incluso la profunda, nunca es completa.

  • Todos los tiranos de Sicilia no han inventado nunca un tormento mayor que la envidia.

  • Si es cierto que nos acostumbramos al dolor, ¿cómo es que con el paso de los años sufrimos cada vez más?

  • El miedo es la forma de nuestra subordinación a las leyes físicas.

  • El enemigo sólo empieza a ser temible cuando empieza a tener razón.

  • Por desgracia, una cosa es sentir y otra expresar bien lo sentido.

  • Después de aquellos que ocupan los primeros puestos, no conozco a nadie tan desgraciado como quien los envidia.

  • Al afecto se debe el noventa por ciento de toda felicidad sólida y duradera.

  • Más se unen los hombres para compartir un mismo odio que un mismo amor.

  • La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto.

  • El aburrimiento es la enfermedad de las personas afortunadas; los desgraciados no se aburren, tienen demasiado que hacer.

  • Si los sentidos no son veraces, toda nuestra razón es falsa.

  • El infierno es esperar sin esperanza.

  • No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos.

  • Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.

  • Vuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara.

  • Si tenéis el hábito de tomar las cosas con alegría, rara vez os encontraréis en circunstancias difíciles.

  • La alegría no produce buenas historias.

  • No hay medicina para el miedo.

  • El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento.

  • La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada. Y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo.

  • No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.

  • He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.

  • Los celos son los hermanos del amor, como el diablo es hermano de los ángeles.

  • La imparcialidad es un nombre pomposo para la indiferencia, que es un nombre elegante para la ignorancia.

  • Para conocer la dicha hay que tener el valor de tragársela.

  • La nostalgia ya no es lo que era.

  • Los celos se nutren de dudas y la verdad los deshace o los colma.

  • El orgullo es el complemento de la ignorancia.

  • Hay momentos en los que todo va bien: no te asustes, no duran.

  • La esperanza vieja es la más dura de perder.

  • El deber tiene una gran similitud con la felicidad de los demás.

  • Mientras las cosas son realmente esperanzadoras, la esperanza es un nuevo halago vulgar: sólo cuando todo es desesperado la esperanza empieza a ser completamente una fuerza.

  • ¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?

  • El valor espera; el miedo va a buscar.

  • Nunca tengas miedo del día que no has visto.

  • Si bien es cierto que las alegrías son cortas, tampoco nuestros pesares son muy largos.

  • La esperanza nos sostiene, pero como sobre una cuerda tirante.

  • Dime amigo: ¿La vida es triste o soy triste yo?

  • La felicidad es una estación de parada en el camino entre lo demasiado y lo muy poco.

  • Si nos bastase ser felices, la cosa sería facilísima; pero nosotros queremos ser más felices que los demás, y esto es casi siempre imposible, porque creemos que los demás son bastante más felices de lo que son en realidad.

  • Ojo por ojo, diente por diente.

  • La misericordia es una parte integrante de la justicia.

  • Mi querida más fiel fue la esperanza,que me suele engañar y no me deja.

  • Con frecuencia nos avergonzaríamos de nuestras más hermosas acciones, si el mundo supiera todos los motivos que las producen.

  • La felicidad no está en la ciencia, sino en la adquisición de la ciencia.

  • Es quizás más afortunado disfrutar coleccionando caracolas que el haber nacido millonario.

  • De lo que tengo miedo es de tu miedo.

  • El saber es la parte más considerable de la felicidad.

  • Los celosos son los primeros que perdonan, todas las mujeres lo saben.

  • La tristeza del alma puede matarte mucho más rápido que una bacteria.

  • Dios susurra y habla a la conciencia a través del placer pero le grita mediante el dolor: el dolor es su megáfono para despertar a un mundo adormecido.

  • Poca fe se otorga a los que tienen poca fe.

  • El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

  • Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma.

  • La mujer celosa cree todo lo que la pasión le sugiere.

  • El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba.

  • Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión.

  • Nadie puede librar a los hombres del dolor, pero le será perdonado a aquel que haga renacer en ellos el valor para soportarlo.

  • El sol no se ha puesto aún por última vez.

  • Entre los que son igualmente malos no hay paz si no es la impuesta por el miedo de alguno que es peor.

  • Los celos son una mezcla explosiva de amor, odio, avaricia y orgullo.

  • Bueno es tener la alegría en casa y no haber menester de buscarla fuera.

  • Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez.

  • No envidies la riqueza del prójimo.

  • Si alguno os quiere robar la esposa, la mejor forma de vengaros de él es dejar que se la lleve.

  • La compasión es la virtud de los reyes.

  • Todo hombre se parece a su dolor.

  • La felicidad ininterrumpida aburre: debe tener alternativas.

  • Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos.

  • Los amores más duraderos son aquellos en que uno de los dos amantes es extraordinariamente celoso.

  • La alegría ha sido llamada el buen tiempo del corazón.

  • Grabad esto en vuestro corazón: cada día es el mejor del año.

  • No hay cosa de la que tenga tanto miedo como del miedo.

  • ¡Dejadme escapar de la mentirosa y criminal ilusión de la felicidad! Dadme trabajo, cansancio, dolor y entusiasmo.

  • Nuestro tiempo es tan excitante que a las personas sólo puede chocarnos el aburrimiento.